miércoles, 26 de noviembre de 2014

Ética para Amador, de Fernando Savater

Hubo una Edad de Oro en el que los países estaban gobernados por sabios y filósofos. Hubo un tiempo en el que el ser humano entendía que vivir era algo más que participar en una carrera por saciar sus propios apetitos. Hubo un tiempo en el que los demás no eran simples objetos cuya única misión era satisfacer nuestros intereses. En esa era idílica, que quizás nunca existió aunque todos desearon alguna vez que fuera real, en esa época digo, la ética, la filosofía de vida, ocupaba un puesto crucial en el corazón de las personas.

Fernando Savater, uno de los pensadores más lúcidos en la historia reciente de ese país, el último filósofo vivo, parece ser, publicó en 1991 este maravilloso ensayo en el que, a modo de diálogo con su hijo, va explicando punto por punto qué es la ética y para qué sirve. Claro que de camino se adentra en las profundidades del alma humana, haciéndonos reflexionar sobre las implicaciones prácticas que esta disciplina tiene directamente en nuestra vida y en nuestra forma de ver las cosas.

En un mundo consagrado al egoísmo y abrigado en el engaño y la manipulación, donde todos los pilares en los que sustentábamos nuestra convivencia parecen sufrir preocupantes grietas, resulta refrescante que alguien nos invite a reflexionar y nos haga preguntarnos por qué hacemos las cosas, en qué consiste la verdad o la libertad, cómo debemos intentar vivir nuestras vidas,... y todo ello desde un punto de vista racional, desprovisto de dogmatismos e imposiciones heredadas.

Fernando Savater en este breve ensayo es la voz que nos despierta con una prosa sencilla y directa; nos dice “verdades como puños” que a muchos no les va a apetecer oír, pero que a otros, quizás a la mayoría sí porque pueden ayudarnos a vivir nuestras vidas con sencillez y plenitud. La Biblioteca Universitaria de Málaga nos invita en esta ocasión a reflexionar de un modo ameno sobre temas que tienen mucha más importancia de la que le damos.


Pablo Martínez Galán, Biblioteca de Turismo

miércoles, 19 de noviembre de 2014

La inmortalidad, de Milan Kundera



Milan Kundera, reconocido y premiado novelista, nació en Checoslovaquia en 1929 y buscó exilio en Francia tras la invasión soviética de su país.

El autor da comienzo a “La inmortalidad” con un gesto del que queda fascinado. Este gesto joven y encantador pertenece a Agnes, una mujer madura: “ese gesto despertó en mí una enorme e incomprensible nostalgia y de la nostalgia surgió la  figura de la mujer a la que llamo Agnes”.
Una cadena de historias surgirán alrededor de Agnes con personajes que aman, sufren, desean, viven y mueren en un mundo lleno de reglas y fronteras. Aquí es donde Kundera hace la crítica de una sociedad corrompida.
Más adelante nos lleva la lectura a otros ambientes donde sus protagonistas son muertos ilustres condenados a la inmortalidad: Goethe, Hemingway, Rubens… creando desde la eternidad diálogos entre ellos: “ El hombre no sabe ser mortal. Y cuando muere ni siquiera sabe estar muerto”, le dice Goethe a Hemingway . Y usted, Johann, ¿cuántos años hace que murió?".

No es la inmortalidad del alma sino el deseo de trascender y perpetuarse lo que persigue el hombre. Nos invitan  las escenas de esta novela filosófica a reflexionar sobre el sentido del amor, del pudor, de la culpabilidad y de la soledad. En definitiva, de la capacidad humana de sentir.
Es posible que a veces el lector pueda sentirse perdido en esta lectura “fácil de leer y difícil de comprender”.

Si te interesa leer a Milan Kundera, contamos con varias obras suyas en la Biblioteca Universitaria.


Ana Carmen Calderón Cabezas, Biblioteca de Turismo.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

La amante de Bolzano, de Sándor Márai

Gracias a la caída del muro de Berlín hemos podido publicar hoy esta reseña, ya que las obras de Sándor Márai, así como las de muchos autores de Europa del Este, como Milan Kundera, dejaron de estar censuradas y volvieron a editarse gracias a este acontecimiento.
Sándor Márai (Kassa, Eslovaquia 1900-San Diego, California 1989) fue un novelista y periodista húngaro, que tuvo que huir de su país con la llegada de los comunistas y terminó instalándose en Estados Unidos, donde acabó con su vida unos meses antes de la caída del muro de Berlín.

En La amante de Bolzano (1940), Giacomo Casanova, famoso personaje del siglo XVIII, huye de la prisión de Los Plomos de Venecia donde ha sido encerrado por la Inquisición. Camino de Múnich para en Bolzano, donde casualmente vive Francesca, la única mujer de la que se ha enamorado en su vida, y que ahora está casada con el viejo conde de Parma, con el que éste se batió en duelo cinco años atrás. Temeroso de perder a su mujer, el conde de Parma visita a Casanova y le propone, a cambio de dinero y libertad, que esa noche reciba a Francesca y valiéndose de sus armas de seductor la desengañe, para que ésta se desenamore definitivamente de él y vuelva con el conde. Pero nada saldrá como han planeado, ya que Francesca no es el títere que ellos pensaban.


Las obras de Sándor Márai se caracterizan por su poca acción, sus largos monólogos, ideas profundas y muchas reflexiones, así como por recrear en ellas ambientes del pasado. Aunque el argumento de esta novela es sencillo, no lo es la complejidad psicológica de sus protagonistas. Casanova es el símbolo de la libertad, pero también de la soledad, y en la novela queda patente la carencia de valor e importancia de su vida. No entiende que el amor se tiene que vivir de forma plena, que debe consistir en darse y no en ser servido. Irónicamente, su amor por Francesca es un amor en el que se mantiene la ilusión porque no ha sido consumado.

Esta novela es altamente recomendable, así como otras del autor que encontrarás en la Biblioteca Universitaria.

María del Mar Barrios Rozúa, Biblioteca de Turismo.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Leemos en Halloween: Battle Royale, de Koushun Takami.

Cada año, 50 clases de tercer año de distintos institutos de toda la “Gran República de Asia Oriental” (Japón en un distópico presente paralelo) son escogidas para el programa de Battle Royale, en el que cada una de las clases fuerza a sus 50 alumnos a matarse entre ellos hasta que solo queda uno, todo ello supervisado y monitorizado por el gobierno. Los hechos de la novela se centran en una de estas cincuenta clases, y en como el trío formado por Shuya, Noriko y Shogo intenta desesperadamente no morir.

Si tuviese que destacar un aspecto de toda la novela, seria el desarrollo moral de los personajes, y las implicaciones morales de estar matando a sus propios compañeros. Como para algunos es tan terriblemente sencillo como apretar un botón mientras que para otros representa una tarea imposible (que sin embargo, tarde o temprano tendrán que cumplir).

Algunos dirán que es el hermano mayor de “Los Juegos del Hambre”, otros, que se trata del hijo de “El Señor de las Moscas” y “1984”, y sin duda no cuesta encontrar conexiones entre ellas. Sea como sea, es una novela fantástica, narrada de manera espectacular y con todo tipo de ingredientes: desde gore hasta el romance, pasando por thriller. Totalmente recomendable.

Ya sabes. Si quieres saber el resultado de la batalla, pásate por la Biblioteca, que ahí te espera un final de infarto.

Gonzalo Herrera Seller

miércoles, 29 de octubre de 2014

ORGULLO Y PREJUICIO Y ZOMBIS. Jane Austen y Seth Gráname-Smith

Tomar un clásico de la literatura y convertirlo en “otra cosa” ha sido desde siempre un género artístico en sí mismo.
Lo vemos con frecuencia en el cine o en el teatro: ¿quién no recuerda la revisión del clásico de Shakespeare “Romeo y Julieta” convertido en un exitoso musical ambientado en las calles de Nueva York con “West side History”? 
Lo que no es tan frecuente es que el cambio de género se realice dentro del mismo arte en el marco de una revisión, en este caso reescritura. Tamaña osadía se la debemos a Seth Gráname-Simth, un joven escritor norteamericano de best-sellers empeñado en mejorar aquellas cosas que alguien decidió alguna vez no mejorar (normalmente el creador o la creadora de la obra).
Este autor que alterna su faceta de novelista con la de escritor de guiones de cómic, y ha conseguido cierta relevancia fuera de su país gracias a otra de sus novelas: “Abraham Lincoln, cazador de vampiros” (2010) recientemente adaptada al cine, pero ya anteriormente nos había obsequiado con su versión de la famosa “Orgullo y prejuicio” de Jane Austen ambientándola en el mundo apocalíptico de un ataque zombi, no se complicó demasiado la vida para buscarle un título a “su” novela: “Orgullo y prejuicio y zombis” (2009).
Como dije antes lo primero que hay que recordar es que Seth Gráname-Smith es guionista de comics, eso quiere decir que sus novelas son eso, un cómic sin dibujos, orientado a un público juvenil sin demasiadas pretensiones, ávido de acción y poco exigente desde el punto de vista literario. Con todo hay que recordar (y es un gran mérito) que gracias a él muchos adolescentes que jamás se plantearían leer la obra de aquella gran novelista romántica inglesa, con Gráname-Smith sí se van a acercar a su universo victoriano y a la historia de la atormentada familia Bennet.
Si ya conoces “Orgullo y prejuicio” puede ser un ejercicio interesante leer cómo unos zombis malencarados intentan estropear el romance entre Elizabeth y Fitzwilliam, o cómo la terrorífica plaga cambia los usos y costumbres de la Inglaterra victoriana. Y si todavía no conoces la novela mejor que mejor, si te lees ésta primero no lo dudes, el original no puede sino mejorarlo todo. En todo caso, tenemos las dos en nuestra Biblioteca: la de los zombies, la magnífica versión original.

Pablo Martínez. Biblioteca de Turismo.

miércoles, 22 de octubre de 2014

La película de la semana: El diario de Bridget Jones

Esta semana toca reseñar una película: "El diario de Bridget Jones" (2001), dirigida por Sharon Maguire y adaptación cinematográfica de la novela de Helen Fielding, quien ha declarado en varias ocasiones que se inspiró en la novela "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen.

Bridget Jones (Renée Zellweger) es una treintañera soltera y regordeta que vive en Londres y trabaja en una editorial. En la clásica visita a sus padres en Año Nuevo le presentan a Marc Darcy (Colin Firth), un abogado divorciado, estirado y altivo, con el que precisamente no conecta, ya que oye que él la cataloga como una fumadora y bebedora empedernida y con incontinencia verbal.
Tras este fracaso, decide tomar el control de su vida y escribir un diario lleno de buenos propósitos, entre los que no se encuentra enrollarse con su jefe, el director de la editorial Daniel Cleaver (Hugh Grant), guapo y encantador, con el que al final tiene una aventura.
Daniel le cuenta que tuvo en el pasado una trifulca con Marc, en la que parece que Marc le quitó la mujer a Daniel. Influenciada por esto, el odio que Bridget siente por Marc Darcy se acrecienta. Pero como dice el dicho: "del amor al odio hay un paso" y ¿viceversa?

La película es muy divertida, con tres protagonistas impecables y con mucha química. Como era de esperar, hace varios guiños a "Orgullo y prejuicio", como el apellido de Marc Darcy o una escena en la que sale una mujer tapándose con una gran carpeta en la que pone "Pemberley Press", por el hogar de éste. Además, el actor Collin Firth hizo de señor Darcy en la serie de la BBC. Destacar de la banda sonora la interpretación de Bridget Jones de la canción "All by Myself" de Jamie O'Neal o la canción "It's Raining Men" de Geri Halliwell como fondo de la super pelea entre los dos protagonistas, inolvidables.

En nuestra Biblioteca Universitaria contamos con ejemplares tanto de la película como del libro. ¡Adelante!


María del Mar Barrios, Biblioteca de Turismo.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Las sombras de Longbourn, de Jo Baker: la lectura de la semana.

Cuando lees historias maravillosas, con unos personajes adinerados y de clase alta en lo que todo parece perfecto me parece que falta algo al relato. Se cuentan bailes (¿quién ha retirado los muebles para hacer espacio para la danza?), se habla de banquetes (¿cómo han preparado el menú?), de preciosos vestidos (¿y la modista?, ¿dónde está la modista?), de viajes (¿quién ha preparado el equipaje?). El libro que te presento esta semana cuenta eso, precisamente. Lo que no se ve en los relatos más emocionantes: las sombras que están tras los protagonistas y que barren, friegan, lavan, cocinan, encienden chimeneas, van por agua al pozo, hacen recados... Así que esta novela no es una versión de Orgullo y prejuicio. No es la famosa historia de Jane Austen re-hecha, ni adaptada a hoy, a la temática zombie, al romance vampírico, a la edad media, a Japón... Es otra historia, paralela a la novela original y muy entretenida. 

En este libro, las famosas Bennet no son más que personajes secundarios, aunque importantes, a los que los protagonistas deben contentar para asegurarse un futuro. Casar bien a las niñas es también esencial para que las sombras que habitan Longbourn mantengan su trabajo, pero no evita que tengan vidas propias. El duro trabajo de mantener siempre a punto una casa no impide que Sarah se sienta atraída por el exótico lacayo mulato del señor Bingley, que sienta también interés por el joven James, el lacayo de la casa o que anhele conocer Londres, la metrópoli que tan lejos está de ella. ¡Viajar!. A fin de cuentas, Sarah es tan joven como las señoritas a las que riza el pelo y cose vestidos y también busca un hombre, aunque en su caso, para que comparta con ella largas jornadas de trabajo. Porque no puede aspirar a un hombre que la retire a un hogar propio, aunque sí a trabajar duro en un pequeño negocio como le propone el lacayo de Bingley... Elegir es difícil para cualquier mujer y para una joven como Sarah, más aún.

Muy respetuosa con el relato original, la novela de Jo Baker me ha sorprendido gratamente. Cuando leía este libro, mi imaginación iba encajando el trabajo de esas personas en las motivaciones de sus amos  y haciendo más completa la historia de Austen. También me ha llamado la atención el retrato que hace de algunos de los personajes del original: Wickham es un personaje muy muy encanallado; la señora Bennett se refugia cada dos por tres en su "medicina", o el señor Bennett solo está influenciado por el ama de llaves, por ejemplo. 

Pero para mi, lo más interesante ha sido descubrir cómo la dura jornada de los criados y su sucio trabajo encajan en la obra original, cómo ejercen su influencia en la marcha de la casa y en los objetivos de sus amos y cómo contribuyen a que las chicas se casen bien. A fin de cuentas, recordar los platos favoritos, tener siempre a punto los vestidos, mantener las habitaciones calientes en invierno... son importantes para que no les falte trabajo y techo el día de mañana.

Me hubiera gustado, quizá, una historia un poco más dura. Por algo soy fan de Dickens.

¿Te apetece conocer la otra historia de Orgullo y Prejuicio? En la Biblioteca está.

Remedios Herrera Gutiérrez. Sección de Adquisiciones, Préstamo Interbibliotecario e Información y Referencia.